Quizá estoy enamorado

Ah, qué bella e inocente frase. Todos saben que en el momento en que uno admite estar enamorado, es que en realidad ya lleva enamorado mucho tiempo. ¿Qué aroma tiene la felicidad? ¿Qué sonido puede esperarse que produzca el encanto? ¿Cuál es la imagen de la belleza? Todas esas preguntas de pronto tienen respuesta, una muy sencilla, monosilábica, y entonces la música del alma empieza a sonar.

La Negra Noche – Pedro Infante

Quizá estoy esperando aún, quizá estoy aún sintiendo eso que creía que estaba muerto. Puede ser aterrador, lo sé, pero realmente ¿de qué otra cosa vamos a vivir si no de amor? Es tan maravilloso y convulso, como el corazón de un ave fénix, que es imposible negar el papel primordial que ocupa en nuestra tierna y pequeña vida humana. Sin duda sin amor no somos nada.

Sin embargo, es importante pensar en la esperanza, en el futuro, si uno se dispone a emprender esa gran aventura que es amar. ¿Miedos, dudas? Todo eso debe de ser superado para poder llegar a la meta. Por supuesto que es mentira decir que sé lo que hay más allá del arcoíris. Serían sólo vacías palabras de aliento el prometer algo como el Paraíso Perdido, pues estoy seguro que ninguno de todos los que la vivimos sabemos realmente de qué va la vida, y mucho menos podemos andar pretendiendo que nuestra felicidad es de corte universal.

Pero es precisamente por eso que la esperanza es un acto de valor, una rebeldía ante el caos primordial. La esperanza va unida al amor justo porque el amor es en sí mismo una irregularidad dentro de la irregularidad misma. No podemos simplemente encuadrarlo en una serie de reglas y valores predeterminados, no podemos sencillamente decir: el amor se define como un sentimiento que impulsa a los seres humanos a trascender. Tampoco podemos decir tan campantes que el amor es el que se da entre un hombre y una mujer y nada más. No estaríamos siendo justos con la diversidad.

Por lo tanto, lo único que puede decirse sobre el amor quizá sea que es importante en su concepción el soñar más allá del sueño, el volar más allá de la frontera. Porque sólo en la ruptura de nuestros propios límites, en el desafío al orden del caos, estaremos poniendo a prueba nuestra esperanza. Entonces podremos decir que sabemos lo que se siente estar vivos de verdad, supongo. Al menos, creo que yo lo sabré algún día.

Sueños hacia el futuro

Hoy me he enterado de algo que sinceramente ha hecho que me estremezca. Sin embargo no hablo de esos estremecimientos malos, de cuando tenemos miedo o asco, no. Hablo de la clase de estremecimiento que provoca el leer un poema. Se trata de esto:

Una noticia, ¿quién lo diría? El primero en sorprenderse soy yo, que normalmente lee las noticias con una ceja alzada y esperando a encontrar algo nuevo en medio de todas esas palabras que parecen simplemente repetirse. Sin embargo, aquí están, estos pequeños artículos y esos pequeños eventos del presente que realmente significan algo en un contexto personal. 

Cuando tenía tres años, y también conforme fui creciendo, mi juego favorito se basaba en contar historias. He escrito desde siempre, y desde siempre recuerdo lo triste que se sentía que no hubiese más interés por parte del mundo en general en las historias. En las palabras. Por eso esto es realmente emocionante, algo así como una invitación a una gran aventura que puede comenzar a darse dentro de poco en mi país. Es el futuro que yo quería conocer.

Hablando del futuro, recientemente me enteré de otra noticia muy impactante que parece sacada de una ambiciosa novela de ciencia ficción. Dejaré el enlace al pie de este artículo.

Sin duda aunque nuestro presente actual es algo convulso y violento, es un presente en el que están sucediendo cosas de lo más interesantes. Dime, ¿qué noticias recientes te han sacado una sonrisa?

“Un ingeniero canadiense idea un tren espacial para viajar por el Sistema Solar”

Where are you?

I wake up in the middle of nowhere. I’m alone. There’s noise outside, so many people, so many stories to be told, and that yet remain silent.

I wake up, wondering if I will find you when I look behind. I wonder why you’re not here with me, why did you have to die, why do I have to be alone. You should be here.

I don’t know where I am. The sky is cold. Is black, and filled with dust. Stars have gone. They’re no longer there. They ran away from us.

I want to go home. But I don’t really have one. I sleep wherever I can. There’s no hope to find what is lost. Family, that’s a term no longer used, a word that has no longer a meaning.

Christmas has come. The streets are getting crowder with the imperative desire of buying and making everything seem brighter, happier, when nothing actually is.

A smile. A little smile in the middle of the crowd. It was a little girl, with her mommy. But then, there was that man, that mad man. With the gun. And then, there was only a little girl, but no mommy.

Where are we? In the madness, where everything seems to be easy work. Where everything can be fixed with some selfies, with some likes. Where supporting and fighting, means sharing.

Where are you? Where’s your family? Your best friends? Where’s the love of your life? Where’s your hope, your force to fight, to always keep going? Where’s your soul?

Real happiness is lost. We are lost. We don’t even enjoy the moments of silence, the moments of peace. We are addicted to the world of nowhere.

At the end, there only remains the fear, and the anxiety. There only remains the memory of happiness and hope. In the middle of all that, in the middle of a world coming to an end, where are you?

35 costumbres mexicanas que intrigan a cualquier extranjero

Hay algunas excepciones, por ejemplo, no todos los mexicanos creen que los sudamericanos y centroamericanos sean inferiores, y creo que no toda la educación es así, aunque creo que la educación informal no es en realidad mala, puede ser de gran ayuda para fortalecer tanto el aprendizaje del alumno como del maestro. Pero por lo demás, así es México. Visítennos pronto, y lo conocerán en su auténtico esplendor 🙂

Pakistaní violó y colgó a su novia en un árbol por negarse a tener relaciones con dos amigos

¿Cómo es posible que sigamos viviendo en un mundo donde la mujer tiene que sufrir de ésta clase de abusos? ¿Cómo es posible que, en verdad, aún no hayamos terminado de comprender que ni los hombres son superiores a las mujeres ni las mujeres superiores a los hombres? ¿Acaso queréis ésto? Seamos más conscientes por dios, comiencen el cambio por ustedes mismos, no dañen a sus hijas, ni a sus esposas, ni a sus novias, por dios, humanos, ¡no se dañen entre sí! Intentemos ir a un mundo donde éstas cosas ya no se vean, enseñando a nuestros hijos a respetar a todo ser humano sobre la Tierra. Seamos sinceros, la violencia extrema y los crímenes sexuales y de todo tipo contra la mujer siempre han sido aborrecibles, pero no sólo contra ella, cualquier crimen cometido contra cualquier ser humano debe ser erradicado. El mundo jamás será un mejor lugar si no enseñamos a nuestros hijos para que no sean gente inconsciente y violenta, acostumbrada al dolor ajeno. Cambiemos.

Pequeños consejos para los soñadores

Te levantas, es un nuevo día, el sol entra por tu ventana como de costumbre, los pájaros cantan afuera de tu ventana, o tal vez lo que oigas sean coches, dependiendo de dónde vivas. Te sientes animado, lleno de ideas nuevas, y proyectos para el futuro que deseas desarrollar. Te vistes, desayunas, sales de casa con una sonrisa en el rostro, llegas a tu trabajo, todo está perfectamente. Empiezas a trabajar en tus proyectos, en tus ideas, ocupando tus momentos libres, estás emocionado, pues parece que vas avanzando, pero de pronto, algo pasa. Tu sonrisa desaparece, tus ojos se llenan de frustración. Algo, o alguien, ha conseguido quitarte esa motivación que antes te movía como un colibrí en primavera. Y ahora, tu proyecto parece una completa pérdida de tiempo que jamás podrá ser desarrollada.

En el mundo de los soñadores, de las personas que emprenden proyectos y que buscan mejorar su vida, aprender cosas nuevas, o mejorar la vida de los demás, esto es algo bastante común. Simplemente, ves a alguien que parece hacer las cosas mucho mejor que tú, o recibes una crítica algo destructiva de alguien, y de pronto, aunque no te haga sentir exactamente mal, tus ganas de continuar con tus sueños han decaído. Muchos soñadores regresan pronto a la normalidad, y vuelven a trabajar sin miramientos en sus proyectos, varios incluso aprenden a no hacer caso de esas sensaciones poco motivadoras.

Pero, ¿qué pasa con aquellos soñadores que no saben cómo enfrentar esa sensación de impotencia? Lo cierto es que cada segundo, miles de personas en todo el mundo abandonan sus sueños, sus proyectos, y vuelven a la monotonía de sus vidas cotidianas, sin esperanzas de que nada cambie jamás. Millones de ideas buenas, proyectos emprendedores, sueños increíbles se pierden día con día para siempre. Quizá tu serás de los que diga: eso está bien, de esa forma los proyectos que sí han tenido resultado podrán crecer sin competencia. Pero a mi me parece que las personas a las que pertenecían esas ideas no pensarán de la misma forma. Por otra parte, ¿vale la pena frenar la innovación sólo por comodidad?

Si eres de aquellos soñadores y emprendedores que han abandonado proyectos, ya seas escritor, programador, ingeniero, doctor, científico, en fin, tengas la carrera que tengas, entonces sabrás lo frustrante que se siente. Ya no sólo en la realización de proyectos y sueños para mejorar tu ámbito profesional, sino tu vida privada. Es por eso que he reunido aquí unos pequeños consejos que espero les sean de utilidad.

1.- Apóyate en tus amigos y familiares. 

Has hecho un buen trabajo, has trabajado muy duro hasta ahora, pero aquellos que te quieren te extrañan. Date una pausa para retomar fuerzas, y para no bloquearte en el desarrollo de tu proyecto, visita a tus familiares, habla con tus amigos, incluso organiza una salida. En caso de necesitar alguien que te de ánimos de continuar, nada mejor como un buen amigo que te demuestre su entusiasmo sincero con tus progresos. Muéstrale tu proyecto a alguien de confianza, explícale tu loca idea, esa persona muy probablemente te ayude y te brinde su apoyo, y, en caso de que tu no confíes en poder hacerlo, el hecho de tener a una persona que cree en ti y te ayudará en definitiva será de gran ayuda.

2.- Diviértete. 

Podrá sonar trivial, pero varios artistas lo corroboran: trabajar demasiado en un proyecto y sobre estresarte con su realización pueden llevarte a un bloqueo mental, en el que no podrás continuar desarrollando tu idea. Para poder despejar tu mente, relajarte, y seguir trabajando efectivamente, nada como hacer algo que te guste hacer. Ve una película que te guste, lee un poco, sal a pasear, cocina, dibuja, has algo que te distraiga y te divierta. La inspiración volverá, y de no haberse ido, se incrementará con ésta actividad. Tampoco te recomendamos dejar muy de lado tu proyecto por las distracciones, pues podrías terminar abandonándolo por aburrirte de él. Pero si alternas las sesiones que dedicas a trabajar en tu proyecto con las que dedicas a relajarte, encontrarás un equilibrio donde la producción será segura.

3.- Recuerda lo que te inspira. 

Todos los soñadores comienzan a realizar sus proyectos por una razón: algunos quieren mejorar en algo, otros quieren ayudar a la humanidad, otros quieren expresar un cierto mensaje al mundo, y otros tantos desean ampliar sus habilidades y conocimientos. Pero todos, a fin de cuentas, tienen una inspiración, algo que los impulsa a seguir adelante, un sueño, una meta que alcanzar. Es por eso que, cada vez que sientas que estás al borde de abandonar tu proyecto y dejar todo en el olvido, te recomiendo que recuerdes lo que te impulsa a seguir adelante, esa idea, ese sueño que buscas alcanzar. Puede a lo mejor no ser algo que buscas alcanzar, puede ser una persona, o un evento, o un lugar. La cuestión es que recuerdes tu fuente de inspiración original, de la que surgió la idea. De esa forma, la inspiración volverá, y tu proyecto podrá seguir adelante.

4.- Busca motivación en los triunfos. 

Viaja al pasado, recuerda los triunfos que has tenido, recuerda  que, de hecho, tu pudiste hacerlo, que tu ganaste esos triunfos, y que, por lo tanto, podrás triunfar con éste proyecto o idea. También recuerda tus habilidades, en lo que eres muy bueno, aquello que te hace destacar. Sabes que, en realidad, la meta está a tu alcance, entonces, ¿por qué no seguir adelante? Si aún así las cosas no parecen mejorar, te recomiendo que veas una película o un vídeo para motivarte. Busca en Internet, hay bastante material allá afuera con historias que harán que creas en tu capacidad para realizar tu sueño de nuevo.

5.- Olvídate del miedo. 

Es importante que para la realización de tu sueño o proyecto busques tu paz interior. No tengas miedo a fracasar, no tengas miedo a los errores. Simplemente, continúa avanzando. Recuerda que no importa lo que pase, tu podrás volver a intentarlo. También es importante que recuerdes que aunque parezca que avanzas lento, estás avanzando, y tú sabes que eso es cierto. No te culpes por no poder realizar las cosas rápidamente, no cojas prisas, podrías terminar tirando todo por la borda. Mejor simplemente, ármate de paciencia, y ponte a pensar en cómo seguir con tu proyecto, aunque vaya a marcha de caracol. En caso de que tengas prisa, aún así procura no impacientarte. Céntrate en lo que haces en ese momento, en los resultados inmediatos. Lo que venga después, el futuro, es algo de lo que te preocuparás a su debido tiempo. No quieras finalizarlo todo de una sentada. Las ideas germinan poco a poco.

Con la humildad de alguien que ha experimentado esa clase de sensaciones a la hora de soñar y de realizar proyectos, os dejo estos pequeños consejos, con la esperanza de que les sean de alguna utilidad. Os deseo la mejor de las suertes con vuestros sueños y proyectos, esperando que se hagan reales en un futuro cercano. Nunca se rindan.

Reino Unido: Policía investiga iglesia por anuncio que dice que los ateos arderán en el infierno

Verdaderamente lamentable ver esto en pleno siglo XXI, aparentemente un siglo donde la libertad de pensar lo que queramos y creer en lo que nos plazca es absoluta. No podemos seguir estancados en las ideas de que únicamente una religión es la correcta, debemos abrir nuestras mentes, debemos abrir nuestros corazones, todos somos igualmente humanos, y todos estamos en la Tierra. Dejemos de odiarnos y desearnos el mal los unos a los otros, que sólo encontraremos la paz cuando el mundo deje de estar tan dividido por las murallas del odio.

La importancia de la historia en la sociedad

Durante el último siglo, la historia de la humanidad se ha visto sacudida por varios acontecimientos de suma importancia para el mundo actual, pues son los hechos históricos que más se nos acercan en temporalidad y que incluso algunos de ellos siguen desarrollándose al día de hoy. El estudio de éstos acontecimientos y de la historia en general no sólo nos ayuda a comprender la situación actual, si no que además nos muestra los errores que la humanidad ya no puede permitirse cometer. Un claro ejemplo de ésto es la actual situación en Crimea.

 

Creo que, si estudiamos esos horrendos errores y acontecimientos que han generado consecuencias tan terribles, podemos evitar que los mismos errores se cometan de nuevo. Porque actualmente, las consecuencias terribles que se viven derivadas de los acontecimientos que nosotros mismos estamos escribiendo no parecen más que empeorar día con día. Mientras las tensiones mundiales aumentan, y las grandes potencias juegan a las cartas, decidiendo el destino del mundo, nosotros, los que sufrimos las consecuencias, podemos hacer más que sólo quedarnos viendo cómo el mundo cambia, nosotros también somos parte de la historia.

 

Todos los días se escribe la historia, por lo que es responsabilidad de las nuevas generaciones llevar a la historia por el cauce de la paz. Me parece que hay una gran esperanza para el mundo en éstas nuevas generaciones, pues las ideas revolucionarias, de tolerancia, aceptación, igualdad, integridad, ecología, paz y progreso, así como la fuerte difusión actual de los Derechos Humanos y del respeto a los mismos (todo ésto gracias a grandes movimientos humanistas que se han desarrollado en las redes sociales) pueden conducirnos por el camino del cambio. Pero eso sólo si sabemos manejar la historia, para lo cual debemos estudiarla, pues el progreso sólo nos llevará a un futuro de esperanza si sabemos manejarlo con cuidado.

 

Entender cómo funciona nuestro mundo es de vital importancia, pues, ¿cómo podríamos llamar “vida” a habitar un lugar (un espacio y un tiempo) que no comprendemos? Es por eso que aprender historia es importante. Sin la historia, nuestro mundo permanecería incomprensible, y posiblemente naufragaría sin remedio. Por ello, creo que se debería fomentar el interés de los jóvenes por la historia, ya no sólo por estudiarla, si no por formar parte de ella, para buscar encontrar un futuro mejor.

Sobre antisemitismo e islamofobia en Europa

Francamente, es bastante triste ver que cosas como ésta todavía se dan, y a tan gran escala. Ya vimos los horrores causados durante el Holocausto, por dios, leemos el diario de Anna Frank en las escuelas, y aún podemos considerarnos con el poder de comenzar a repetir una historia que se supone ya habíamos comprendido que no debía volver a pasar. Creo que podemos cambiar las cosas, pero sólo si nos negamos a escuchar las afirmaciones negligentes que se esparcen por doquier, afirmaciones hechas por personas que viven en el pasado, un pasado frío, duro, lleno de odio. Los jóvenes tenemos el poder de cambiar, de traer nuevas ideas, podemos hacer oídos sordos a esas convicciones enfermizas. Creo que si las nuevas generaciones inician el cambio, en un futuro toda esta cuestión habrá sido solucionada por el camino de la paz.